viernes, 14 de febrero de 2014

Mi obsesión con la ropa interior.



No es una obsesión que califique para que me llamen de Discovery Home&Health para un capítulo de  “Mi extraña obsesión” porque no tengo una casa llena de sostenes y calzones en la que uno no pueda ni transitar, aun. 

Pero me he dado cuenta con el tiempo que estoy tan rayada con la ropa interior, que me sentí en la necesidad de hacer terapia de grupo en el blog. ¿Alguien se une?

La magia de sentirse más regia que Miranda Kerr y Adriana Lima, juntas.



Tampoco es que ande por la vida caminando en calzones y sostenes, aunque muchas veces he contado de lo más feliz, y en momentos poco apropiados, que tengo algo nuevo y hermoso. Algo pasa cuando me acerco a una tienda de lencería, que me quedo pegada y encuentro todo maravilloso y deseo comprarme la tienda entera. Si ando con alguien más, me tienen que sacar de ahí o pierdo la cabeza. Y pienso que si me regalaran muchas giftcard de tiendas de lencería, sería como ganarme la lotería.



Hay algo tan especial en los diseños, en ponerse algo que es solo para que tu misma te sientas cómoda y linda, una satisfacción personal y egoísta porque, a diferencia de la ropa que uno usa, solo la ves tu. Y me encanta pensar, y asegurar, que es mentira que las mujeres compramos ropa interior para hacernos las lindas con el pololo/marido/amante/amigo con ventaja/cualquier hombre existente.


Me gustan todos los colores, blancos, negros, rojos, rosados, azules, cada uno de los colores que en todo el resto de las cosas no me gustan. Aprendí también a tenerle amor a los encajes que cuando era más chica odiaba, y cuando salen diseños nuevos, quiero gastarme hasta la plata del arriendo en eso. Obviamente no lo hago porque aun me queda un poco de cordura.

Mis marcas regalonas en Chile, por diseño y comodidad, son Flores y Chic France, me encanta la variedad de romántica a atrevida, con colores suave y otros que llaman mucho la atención. Y he sido la persona más feliz cuando he estado en sus tiendas individuales. Visítenlas, por favor, están juntitas en Av Marathon y es el paraíso. Un enorme espacio lleno de sus maravillas, tan distinto de sus esquinas en la sección de lencería de las grandes tiendas, donde lo limitado del espacio no les hace justicia.


 
Mio!



Siempre me he preguntado qué sería de mi si abrieran una tienda de Victoria’s secret en Chile (una tienda como corresponde, no esa cosa chica y poco variada que hay en el embarque del aeropuerto). Probablemente no me sacarían más de allí, porque además de tener el paraíso de la ropa interior, estaría su colección de maquillaje, que también me tendría loquita.




Lo quiero todo.

No sé si todo el mundo le tiene tanto amor a la ropa interior, y les pregunto, si soy solo yo la que necesita apoyo psicológico o es un placer que nos hace caer a varias más. Pero no pueden negar que sin ser uno de los ángeles irrealmente regias y estupendas de Victoria’s secret, el tener ropa interior linda despierta algo muy gratificante en la autoestima.

13 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo.La primera vez que entre a un victoria secret me brillaban los ojos, pero se me apagaron al ver los precios. Habian disen~os que nunca habia visto antes =O
    Ojala llegue a chile =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero acá igual hay marcas con diseños preciosos! tienes que fijarte más en esos que mencioné.
      Gracias por visitarnos! <3

      Eliminar
  2. Creo que sentirse bonita no es algo solo externo, sino también encubierto y por eso estoy totalmente de acuerdo en lo de la ropa interior. Si tenemos un bonito conjunto de lencería, uno proyecta eso, se siente más segura, más osada, no sé. Además, como decía mi abuelita, uno nunca sabe cuando va a tener un accidente o algo así, por lo que mejor prepararse y andar siempre lista para la ocasión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajjaa si! las abuelitas siempre con sus recomendaciones tan singulares. Aunque me pregunto, si uno anda con alguna lencería muy provocativa no será incómodo que el doc te vea así, más si es lindo xD

      Creo que necesitamos más shopping de lencería y menos de ropa.

      Gracias! =)

      Eliminar
  3. Yo hace unos años atrás compre una revista de esas de manualidades donde había un especial de enchulamiento de ropa interior hecho con mostacillas y cintas ahhh y hasta plumas jaja , así es que para q no me doliera tanto el bolsillo en echar a perder algo de marca compraba de esos calzones China cuneteros y los bordaba con lentejuelas y piedrecitas , algo sutil si, no como para vedette y me quedaban bastante lindos así q compre y compre después por montones y hasta le regalaba a las amigas ... Creo fue mi única época obsesiva con la ropa interior aunque obviamente sigo comprando ya no tengo tiempo como para enchularla ... Ahh y últimamente compro ropa en unas tiendas random

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nunca enchulé ropa interior, aunque ahora las que están viejas las guardo para hacer mis trajes de Fusión Tribal (de lo que espero pronto hacer un post).
      Podrías haber montado la media empresa de lencería de diseño exclusivo.

      Gracias por leernos! =)

      Eliminar
  4. con esto te digo todo... http://www.pinterest.com/BellaMuerte13/lingerie-love/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero nooooo, esto no acaba nunca, me quedaré pegada viéndolo.

      Eliminar
  5. no eres la única!!! también amo la ropa interior, me encanta andar con cositas lindas aunque solo yo las vea =) a mi me dá la tontera por periodos de tiempo, de repente por maquillaje, otras por ropa interior, a veces busco calcetines lindos, soy una obsesiva asumida y lejos de rehabilitarse ajjajaja saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con mucho orgullo respondo este comentario llegando a mi casa después de pasar por una tienda flores, de la cual no salí con las manos vacías xDDD
      Gracias por leernos!

      Eliminar
  6. Buenas, me ha encantado tu blog de ropa interior de mujer, te doy una ayuda con mas lenceria en www.rosagabriel.com, aqui encontraras ropa interior de mujer tambien muy buena y de unas marcas excepcionales. :)

    ResponderEliminar
  7. Yo soy adicta a la ropa íntima de Triumph, Cassionata, Chatelle, Selmark y otras bien costosas. Mi salario mensual casi se me va en comprar ropa íntima. Tengo un cajón con más de 200 si 200 brassieres con igual número de pantys. No sé que me pasa pero no me puedo controlar cuando paso por un almacén de lencería y veo semejantes bellezas en las vitrinas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo! te pasaste, tremenda colección. Me imagino que tienes un montón de diseños preciosos.
      Saludos!

      Eliminar

Unborn 8.0 Purple Pointer