jueves, 17 de abril de 2014

Dulce Victoria: crear un concepto de diseño más allá de la ropa.



Hace un par de días recibimos una invitación a conocer lo nuevo de Dulce Victoria, y debo admitir que no estaba muy informada de su diseñadora, o del proyecto en sí, pero apenas entré a su tienda, me enamoré, tal como creo que todo quien ponga un pie allí lo hará.




Al principio me pareció un poco raro llegar a un lugar donde la mayor parte de la inspiración estaba dedicada al diseño de ropa de niñas, por mi edad y porque no tengo ninguna niñita alrededor a la que vestir. Pero al poco rato de llegar, me di cuenta que el concepto iba mucho más allá de simplemente vestir.

DulceVictoria es un lugar de moda y decoración, creado por la diseñadora de alta costura Macarena Cortés y su socia Natalie Pey, con la idea de tener un espacio que no solo sea ventas, sino que una experiencia completa al visitarles.



Y cumple totalmente su misión. Apenas entré, el aire romántico de su decoración te impregna. Los colores, la iluminación, los detalles en cada rincón, hacen imposible sentir que estás en una tienda. La sensación que queda es de alguien invitándote a su hogar a compartir lo que con cariño ha creado.




Existen distintas secciones:

Para mujeres, donde una colorida variedad de prendas bohemias dan vida al lugar, junto a las que se encuentran accesorios en joyería, zapatos y bolsos. A mí todo lo colorido me llama la atención, así que me perdí bastante rato mirando estas prendas, sin embargo una de ellas se ganó mi amor: 






Luego está la sección para niñitas, que es lo que más énfasis tiene dentro de la tienda. De esta parte rescato principalmente lo infantil que es. Siento que de un tiempo a esta parte, sobre todo por lo que llega en retail, la ropa de niñitas está cada vez más adolescente e incluso adulta, en versión mini. Y por ello pierde tanto el encanto de lo infantil. Aquí hay un montón de vestidos, entre otras prendas, que conservan la esencia tierna pero aun así siendo moderno. Ese recuperar el vestir a las niñitas acorde a su edad, me encantó. 






Pero fue la última sección, entrando a una habitación aparte de la misma tienda, la que me robó el corazón:




La ambientación es una habitación de bebé, tan clara y delicada, llena de ropita, con su cuna, cama y hasta una pequeña mesita de té. Tanto fue mi amor por este espacio, que ahora quiero tener un montón de niñitas para ponerlas en esa habitación y vestirlas adorablemente.




Aparte del vestuario, encontramos artículos de decoración, chucherías, regalitos, y detalles que complementan la visita al lugar. Como me comentó una de sus dueñas, la idea es que si la gente no va a comprar ropa, no sea solo un lugar bonito que mirar, sino que su estilo pueda servir de inspiración para llevarse con uno lo romántico-vintage de Dulce Victoria.





El bajo perfil, la sencillez y lo acogedor del lugar, es reflejo de sus dueñas, quienes se dedicaron personalmente a mostrar cada rincón, compartir con quienes estábamos allí, y transmitir el concepto de sus diseños más allá de lo que se ve en la ropa.






Es agradable ver personas que crean con cariño, y comparten completamente su visión, creando lugares como este. Creo que es importante que quienes se aventuran con estos proyectos, vayan más allá del simple hecho de vender sus diseños, sino además idear todo un entorno donde sus creaciones sean enriquecidas por el espacio donde se muestran.

¿Les parece que deberían existir más lugares así? Quizá las tiendas no solo deberían dedicarse a ser un lugar donde colgar ropa.


*Si quieren visitar Dulce Victoria, está ubicada en Nueva Costanera 3986, 2º piso, Vitacura. 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Unborn 8.0 Purple Pointer