sábado, 21 de junio de 2014

Amiga: Déjalo morir

¿Les ha pasado que se aferran tanto a algo material como una prenda de vestir, que cuando es hora de tirarlo a la basura hacemos hasta lo imposible para evitar hacerlo?

Ya sé quién no estaría de acuerdo...


Bueno, a mí me pasa y bastante. De hecho hace muy poco acaba de ocurrir. Mis jeggins favoritos y mis botines favoritos decidieron que era hora de partir casi al mismo tiempo, pero yo no estaba preparada para ello...

Mentira, sí lo estaba. La verdad, los jeggins llevaban unos meses muriendo lentamente. Partió con la pérdida de color. De ser un burdeos medio paso al deslavado, pero como es algo que le pasa a todos los jeans me hice la loca y los seguí usando. Luego vino el desgaste de las costuras interiores. A mí se me olvida que mis piernas no son las más delgaditas y sin embargo continuamente olvido comprar jeans o jeggins con costura reforzada en el medio. La cosa es que a mis jeggins ya se les veía el forro interior, que era negro. Y sí, se notaba. pero como era en la parte alta mi solución era aplicar maxichalecos y pasaría piola. Según yo. No era cierto. Pedía a gritos ser enterrado y se lo tuve que conceder.

Con los botines la historia es media parecida. Las puntas y talones ya no tenían nada del cuero café y ni toda la pasta del mundo podría solucionarlo, pero medio mundo usa los zapatos así y les da lo mismo. A mí me daba lo mismo. Luego uno de los cierres del costado falleció, pero aplicando fuerza extra el cierre subía igual. ¿Así que por qué no? Recién se dignaron a morir cuando a uno la suela se le partió y se filtraba agua así que a la basura.



El tema es que no los dejé morir realmente. Ambas prendas eran comodines para mí, así que partí en la búsqueda de sus reemplazantes. Parecidos, pero no iguales.



Jeggins:
Originales: Sybilla, $7990
Nuevos: Aziz, $7990



Botines:
Originales: C/Morán, $32.990
Nuevos: Index, $14.990

¿Por qué compré "lo mismo" de nuevo? Está claro, ya sabía perfectamente cómo combinarlos con el resto de mi ropa, y si puedo ahorrarme minutos de estar probándome todo y no saber qué ponerme en las mañanas, fantástico.



Ojalá mi mamá no vea este post. Ya la escucho en mi cabeza "¡Cómo una profesional como tú va a andar con esa ropa vieja! Si no gastaras tanto en esmaltes podrías comprarte... " (true story) Pero bueno, supongo que es un poco culpa de ella por hacerme usar las cosas hasta que ya no sirvan y no ser una acumuladora jajaja



Hoy en día tenemos varias formas de reciclar o deshacernos de la ropa a la que ya no vale la pena seguir sacándole provecho. Por ejemplo, podemos transformar las prendas en nuevas pilchas, esto es especialmente aplicable a jeans que se rompieron de la rodilla para abajo (¡nuevos shorts!) o poleras de cualquier tipo para transformarlas en... otro tipo de poleras. Si no es el caso y realmente las prendas deben ir derecho a bote de la basura, hay iniciativas como las de Ropa x ropa de Paris donde dependiendo de la fecha por entregar tu "basura" para reciclaje puedes tener hasta un 30% de descuento en compras nuevas.

¿Y ustedes, tienen alguna prenda que no quieren dejar morir? ¿O soy la única que se niega a deshacerse de una pilcha regalona?

4 comentarios:

  1. Muy bueno el post, también me cuesta dejar ir a los regalones y tambíen escucho esa frasecita
    Si no gastaras tanto en esmaltes/labiales/etc
    Jaja

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tenemos claritas nuestras prioridades jajaja gracias por pasar :)

      Eliminar
  2. Holi! Me insiraron y suicidé hartas prendas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja que bueno inspirar acciones positivas en la gente!

      Eliminar

Unborn 8.0 Purple Pointer