martes, 7 de abril de 2015

Qué hacer cuando eres prisionera de salud.

Cuando era chica y me enfermaba al punto de no poder ir al colegio, lloraba por horas, reclamando que me dejaran ir a clases y no consumiéndome en el aburrimiento de quedarse en casa. Obviamente el llorar me hacía sentir aun más enferma y menos posibilidad de volver al colegio.

Con los años uno gana sabiduría, y aunque ya no le hago pataletas a mi mamá y mi abueli, ni a nadie, porque no tengo a quién, entendí que lo mejor que se puede hacer en estos desagradables momentos, es buscar algo productivo y entretenido que hacer.






Con el clima tan inestable, el calor infernal en el día cuando salieron abrigadas porque en la mañana hace frío, y en la tarde ya está muy fresco, es normal que vayan cayendo los microbios sobre nosotros. Si son de las que están con la caja de pañuelos como mejor amigo, o si se libraron del clima del mal, pero están con la pierna enyesada o limitaciones varias, algunas ideas para no morir de aburrimiento:

Ponerse al día con series: Me pasa que me atraso un montón con las series porque el fin de semana, cuando generalmente las veo, me da flojera. El único problema es que si están muy atrasadas, ver demasiados capítulos seguidos les hará doler la cabeza. Y sis sus días en reposo son por algo como gripe o enfermedades que impliquen fiebre y malestar, no es bueno. Ahora, si están en reposo por algún esguince, yo que ustedes me daría una maratón diaria de series.

Películas: Es menos terrible que ver muchos capítulos seguidos, con una película diaria deberían estar bien. Siempre que no sea la versión extendida de alguna película de El Señor de los Anillos, que como buena fanática, he visto, pero son laaaaaaaaaaargas.

Coser: ¿Les pasa que juntan y juntas cositas que arreglar y nunca lo hace? Un chaleco que descosieron, un botón que se soltó. Todas esas pequeñas costuras que pateamos al infinito, para "en algún momento" arreglar. Este es el momento, yo amo coser y arreglar ropa, pero siento que no tengo tanto tiempo para ponerme creativa. Al menos se puede arreglar lo que necesito para la vida diaria.

Leer: Dependiendo de los días que tengan de licencia/enfermedad, se puede leer un libro mediano, creo que aplica lo de las series, si estás varado por algo que te haga doler la cabeza, mejor leer de a poquito, sino, ¡a leer todo el día!



Limpieza: No es hacer aseo, ¡ni loca! Sea cual sea el motivo del reposo, hacer aseo es harto esfuerzo. Pero si se puede agarrar el botiquín de la casa y botar los remedios vencidos, revisar las cremas/maquillaje/productos cosméticos y aprovechar de eliminar todas las cosas que ya están pasaditas. Espacio extra para nosotros y la precaución de no usar o ingerir algo que esté en mal estado.

Regalonearse: Usar una mascarilla para refrescar la cara. Crema hidratante en los pies, aprovechando que uno está acostada y que nunca tiene tiempo ni se dedica a los pobres pies. Personalmente amo la crema Natura de castaña para pies.

Dormir: Aprovechar al máximo, que al volver a la rutina, uno rara vez duerme la cantidad de horas que realmente necesita para descansar. Así que buenas noches.

¡Ojo! Por muy aburrido que sea estar en cama, no hay que olvidar seguir todas las indicaciones que da el doc, tomarse los medicamentos a las horas que corresponde y tener los cuidados que recomendaron, sino, hay peligro de seguir condenada a prisión en la propia pieza.


¿Tienen más ideas para matar el aburrimiento en días de reposo? 




2 comentarios:

  1. Yo aprovecho de doblar ropa o de ver tele, o incluso leer. Aunque es muy raro que caiga en cama, algunas veces he aprovechado de dormir, es taaan rico :D

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, eso igual, justo caí en días en que tengo que empacar un montón de cosas y avancé en eso cuando ya estaba menos ida de este mundo.
      Parece que lo mejor que podemos hacer, es mejorar las defensas.
      Saludos!

      Eliminar

Unborn 8.0 Purple Pointer