sábado, 11 de julio de 2015

Hacer la maleta sin empacar la vida entera

Ya que Conny me acusó de no subir post por andar de viaje trabajando :P, quise hacer algo útil a partir de eso. A cada viaje he ido aprendiendo lecciones valiosas de cómo ir con lo mínimo sin sentir que te falta algo cuando estás lejos.
Y debo decir que el cambio es grande, desde el primer viaje con mi maleta gigante, a último del que vengo llegando.
Necesito una maleta pequeña nueva, con urgencia
Más o menos una vez al mes me tengo que ir a grabar a Valparaíso, y por muy entretenido que es ir a otra ciudad, la primera vez que fui no tenía idea de nada, y llevé un montón de tonteras que nunca usé. No solo de ropa, también de cosas de limpieza y cuidado personal, ¡hasta cosas de cocina!. Entonces, a medida que he ido más veces, he aprendido a ser más práctica y ya tengo un orden establecido para saber qué llevar y qué dejar. Esta lista es basada en lo que llevo para irme de viaje de trabajo unos días, pero la lógica aplica para cualquier otro viaje.

A qué voy a tal lugar y por cuanto: si es trabajo o vacaciones, hay un abismo de diferencias. Si es vacaciones uno lleva más cosas porque saldrá más a pasear. Si es trabajo formal de por sí ocuparás más espacio, por el cuidado de la ropa formal. Pero si es trabajo a terreno como el mio, hay que ser práctico y llevar lo más cómodo posible. Algo en lo que siempre me fijo, es que la ropa que me llevo tenga muchos bolsillos. La cantidad de días es importante porque te da una idea si deberás lavar cosas durante el viaje o si puedes llevar todo calculado desde la casa.

Cantidad de ropa: Hay ropa que pueden usar varias veces antes de lavarla. Poleras no, yo creo. Pero jeans, sweaters, las capas más gruesas sí. Y si la puedo usar 2 o 3 veces en una semana, me llevo menos cosas en la maleta.


Lugar- Clima: Si nunca han estado en el lugar al que irán, hay que informarse. La primera vez que me quedé varios días cerca del mar, hace un par de años, fui en primavera y pensé que seria caluroso, como es la playa junto al lago. Terminé robándole la ropa a mi amiga con la que fui, antes de morir de frío. 

Miren el pronóstico del tiempo, pregunten a alguien que haya estado en el lugar y sepa cómo es el frío/calor/noches/días en ese lugar. En vez de llevar desde traje de baño hasta traje de ski.

Yo personalmente aprendí que debo tener capas, porque estando allá comienzo muy temprano a trabajar, y en la tarde empieza a salir sol y dar calor. Siempre es bueno una chaqueta abrigadora, un par de jeans no tan ajustados, para usar algo debajo, y poleras, chalecos, polerones.

Zapatos: De nuevo, hay que tener claro a qué va uno a tal lugar. En mi caso llevo un par de zapatillas cómodas y adiós. A veces unos botines calentitos, pero nada de zapatos muy lindos e incómodos. Siempre es útil llevar unas hawaianas para usar en el hotel y dejar respirar los pies un rato en el día. Y siempre recuerden llevarlos envueltos en una bolsa para no ensuciar la ropa.

Comodín de ropa: Siempre hay prendas que son lo más cómodo del mundo y son lindas, hay que saber usarlas con distintas cosas y así, en caso que tengan una salida a comer o cantar karaoke con sus compañeros de viaje, tendrán alguna cosita que usar. Pero a menos que tengan algo muy especial y exclusivo a lo que asistir, es un gasto de espacio llevar ropa muy topísima.

Cuidado personal: Lo básico, pero tampoco hay que exagerar. Creo que es innecesario llevarse todos los tratamientos del mundo si andas trabajando, porque no habrá tiempo para usarlos. Y si es vacaciones, quizá la flojera gane. Hay que ser bien conciente de qué realmente uno va a usar cuando anda fuera. Lo mismo aplica para utensilios de pelo, la mayoría de los hoteles tiene secador, yo al menos no llevo nada eléctrico, con tal, si no me logro hacer la chasquilla, me la afirmo hacia atrás con un pinche, fin del problema.

Lo que pueda derramarse hay que llevarlo en bolsas bien cerradas, nadie quiere llegar a destino, abrir la maleta y ver todo manchado. Y ojalá echar todas estas cosas en un neceser, para separarlas de la ropa. Incluso si tienen mini kits de costuras, es bueno andar trayéndolo. Agregué un estuche de medicamentos básicos y una cajita de orquillas.


Maquillaje: Tuve mi momento de llevarme casi hasta sombras con glitter. No es que me maquille mucho pero me golpeó el famoso "por si acaso". Esta vez fui más simple y concreta: la base (que sí fue "por si acaso, casi no uso), corrector, un delineador, un par de labiales y rubor en barra para ahorrarme llevar brocha. Quizá agregaría una sombra individual para un smokey, pero no paletas completas.


Las muestras y envases pequeños: Son los mejores amigos en un viaje. A veces es necesario guardar envases pequeños viejos para rellenarlos con lo que necesitemos llevar. Si tienen muestras de algo que usan, guárdenlas para viajar, no para usar en casa. Serán más útiles.


Empacar: Cuando era chica y viajaba constantemente a campamentos scout, nos enseñaron a enrollar la ropa para ocupar menos espacio. Si han enrollado sacos de dormir con éxito, esto es pan comido. La ropa más pequeña siempre sirve para rellenar espacios entre estuches y zapatos. Y es importante que, después de haber separado por categoría las cosas (zapatos, cuidado personal, ropa interior, maquillaje), le den a cada cosa su espacio, porque siempre existe la posibilidad que tiren tu maleta en cualquier parte, algo se rompa y deje la crema dentro.


Tecnología: Las cámaras y computadores siempre las llevamos a mano, pero si guardan cargadores, cables usb, etc, asegúrense de tenerles un estuche propio, o terminarán con todo enredado.

Bolso de mano: En este tipo de viaje de trabajo en particular, uso una mochila con millones de separaciones, porque debo andar todo el dia cargando libretos, notebook, cámara de fotos, lápices y mis tonteras personales. Y como es harto el peso, hace que me duelan menos los hombros que si anduviera con un bolso o cartera. Además como me da calor dentro del día, voy guardando ahí mis capas de ropa. Pero para lo que sea que viajen, un bolso/mochila con varios compartimientos es lo mejor, así tienen claro donde va cada cosa y no andan buceando en busca de lo que necesitan.

Estoy enamorada de esta mochila.


Si tienen más tips para viajar sin empacar en exceso, ¡cuéntenme! A ver si para la próxima salida logro llevar aun menos cachureos.

Pueden seguirnos en:

6 comentarios:

  1. la parte más complicada es armar una maleta y no caer en la tentación de meter aún más cosas, es horrible!, yo jamás lo logro, aunque he mejorado la táctica, creo que lo que llevas tú es perfecto, porque claro si vas andar en terreno es mejor la comodidad en cuanto a la ropa.

    Cariños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si! yo creo que cada uno va aprendiendo. Si ya sabes que hay cosas que ni las sacaste de la maleta, no se ganarán espacio al siguiente viaje.

      Gracias por leernos!

      Eliminar
  2. Super util, me gustó demasiado leer esto porque yo soy de las tipicas que andan trayendo hasta una planta en la maleta y siempre me quejo de lo pesado que está mi bolso. No soy una gran viajera, pero nunca está demás tener presentes estos consejos porque son super útiles, tomaré nota de ellos.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La planta! jajajja A veces ando con té de hierbas en la maleta,uno nunca sabe cuando puede doler la guatita.
      Abrazos!

      Eliminar
  3. a mi siempre me pasaba que llevaba millones de cosas que no ocuparía, ahora ya estoy mas organizada, pero siento que aun me falta, aunque creo que se debe a que soy muy obsesiva y siempre pienso: ¿pero que pasa si se me moja? ¿o se me ensucia la ropa? o si cambia mucho el clima? y ahí termino llevando ropa por si acaso ajajjaja
    cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevar desde el traje de baño hasta un buzo térmico jajajja, cuesta evitarlo.
      Saludos!

      Eliminar

Unborn 8.0 Purple Pointer