sábado, 2 de enero de 2016

Un baño de Lush para el 2016

¡Feliz Año Nuevo!

Como primer post de este nuevo año, les mandamos un abrazo y los mejores deseos a todas las personas que nos acompañan.

Ahora a lo que nos convoca: El 1 de Enero me desperté con un sueño del terror y no tanta caña como esperé. Pero con el calor que hacía, me sentía con ganas de echarme a remojar. Así que cuando logré volver a mi hogar, después de una tarde de películas y series que despertaron la nostalgia, me puse manos a la obra.



Hace mucho que me había comprado "Rose Jam Bubbleroom" en Lush con la intensión de usarlo en la tina del hotel donde me quedo cuando grabo en el sur, que tiene hidromasaje. Pero nunca lo logré porque para variar fue mucho trabajo y cuando llegaba a mi pieza quería dormir.

Así que en el primer día del año decidí darme en casa el merecido baño de tina, con mis burbujas y algunas sales que me quedaban de una bomba de sal llamada "Sex Bomb" (1313). Lo bueno es que las burbujas y la sal tienen aromas similares, por lo que en vez de competir una con otra, se complementan.

Corté un pedazo de ambas cosas, porque me contaron una vez que echar entera la rosita, hacía que nunca lograras sacar las burbujas de tu tina. Onda, como un alienígena que no logras matar ni eliminar por el desagüe, así que no quise correr riesgo. Con un buen cuchillo sacas un pedazo y guardas el resto para un próximo baño. 



Cuando comencé a llenar mi tina con agua y disolver "Rose jam" el agua se puso rosada y se llenó de glitter, no podía ser más hermoso. Al rato la espuma tapó el color del agua y había agua suficiente para meterme.

Un par de velitas, una copa de vino y una película, me sentía topísima. Pero la película era porque necesitaba estar en algo mientras me metía allí o me habría aburrido y salido al poco rato. Y la idea era quedarse hasta estar arrugada.

Con la espuma no es necesario usar jabón, porque te limpias con eso mismo. Yo usé mis manitos de toalla para limpiarme bien todo el cuerpo y exfoliar también. Al final igual me pasé un poco de jabón "Honey", otra cosa exquisita.

Creo que estuve como 2 horas metida en la tina, lo que duraba la película, y cuando salí era otra. Eso de "New Year, new me" debería ser "New bath,new me". Es impresionante lo hidratada y suave que queda la piel, te quieres hacer cariño en el bracito todo el día de lo suave que queda.



Yo sabía que estos productos eran buenos porque he usado varios y me han hecho feliz, pero me faltaba la bomba de burbujas como ingrediente final para hacer la experiencia algo delicioso. Si han entrado a las tiendas de Lush y se han sentido volados de lo relajante que es el aroma ahí dentro, esto fue similar.

Si han probado alguna otra combinación de estos productos para el baño, ¡cuéntenme! para ver qué puedo comprar cuando se me acaben las que tengo. Porque creo que esto de los baño de tina va a pasar a ser un autoregalo que me haré bien seguido.




Pueden seguirnos en:
Facebook: https://www.facebook.com/inladiesroom
Twitter: https://twitter.com/inladiesroom
Instagram: http://instagram.com/inladiesroom
Tumblr: http://inladiesroom.tumblr.com/

4 comentarios:

  1. Hace taaaanto que no me doy un baño de tina, que se está haciendo MÁS QUE NECESARIO para comenzar el año ;) gracias por el dato de Lush <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, no hay excusa, una noche, música o películas y a relajarse. Todos merecemos darnos amor. =)

      Eliminar
  2. Oh que rico debe haber sido salir toda perfumada y suavecita!
    Siempre he querido comprar esas bombas de baño sobre todo la rose jam, su olor es incomparable.
    Una consulta, uno puede usar la mitad de una bomba o hay que usarla toda? D:
    Muy buen comienzo de año el tuyo mujer!

    Cariños :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que echarla entera es demasiado. Usé un cuarto y estuvo bien. Igual para el final del baño ya no quedaba mas que el color rosa del agua. Quizá usar la mitad es una buena ración.

      Inténtalo! Y nos cuentas =)

      Eliminar

Unborn 8.0 Purple Pointer