domingo, 19 de junio de 2016

NYC trip: Cómo viajar y no morir en el intento

Hace un par de días llegué de mis vacaciones en New York. Las primeras vacaciones grandes que he tenido en toda mi vida, porque como crecí en zona turística, mis vacaciones eran ir a echarme a mis playas conocidas. Pero ahora que soy una mujer trabajadora, pude cumplir un sueño de esos que no te enseñan a tener,  (como sí te enseñan que tienes que estudiar, ser profesional, comprarte bienes, tener una familia), es de esos sueños que en algún momento, la vida te regala.
 



Voy a hacer varios post sobre este viaje, pero el primero y más importante, es cómo planificar el viaje sin volverse loco y teniendo todo lo necesario para que no te manden de vuelta deportado.

Con una de mis amigas decidimos irnos de viaje, no sabíamos si Europa o New York. Finalmente nos decidimos por la Gran Manzana porque era un solo lugar, y como era nuestro primer viaje, sería más fácil organizarlo y así aprender de la experiencia para futuros sueños que cumplir.

Quienes van a viajar:
Armamos un grupo desde el principio, porque saber la cantidad de gente que irá, ayuda a distribuir roles y saber, por ejemplo, qué tipo de alojamiento buscar. Nosotros éramos cuatro: mi amiga, su hermana, amigo de su hermana y yo.

Cuando viajar:
New York tiene dos extremos, así que si les gusta el frío y la nieve, vayan en nuestras vacaciones de verano. Si prefieren no morir de frío, Mayo es un buen mes, antes que el calor sea realmente insoportable. Nuestras fechas fueron elegidas más que nada por mí, tratando de adivinar más o menos las fechas en que yo no estaría grabando teleseries y fuera menos cacho que yo faltara en la pega. El resto se adaptó a mis atados y se los agradeceré eternamente. Curiosamente al llegar allá, supimos que estábamos en un fin de semana largo por Memorial's Day. Pero los gringos, tan comerciales, usan ese día para tener miles de descuentos en sus tiendas.

Pasajes:
En una palabra: CyberMonday. Mediados de Noviembre, cuando ya teníamos la fecha y cantidad de días decididos, nos reunimos virtualmente a esperar que abrieran las ofertas de Lan (sí, aun no era Latam). Compramos pasajes da y vuelta Santiago (SCL) - New York (JFK) vuelo directo, o sea 10 horas arriba de un avión non-stop. Nos salió poco más de $500mil a cada uno.

Dinero:
El dólar está tan inestable que yo ya no sé cuando hay que comprar, pero hay que estar atentos para cuando baje, corren a una casa de cambio. Yo cambié dos veces, una en que estaba arriba de $700 y otra bajo eso. Tienen que tener en cuenta que allá querrán comprar muchas cosas, que aunque es una ciudad cara, hay algunas ofertas muy buenas comparadas con Chile. Así que para hacerse una idea de en qué se tentarán, les recomiendo buscar en internet las tiendas de allá que les interesan y echar una mirada a sus precios. 

Qué se necesita para viajar: 
1) Pasaporte de los nuevos, esos con chip y cosas tecnológicas incluidas, esos que subieron al doble y que son el colmo de la sinergüenzura del gobierno. Yo, como soy maniática, lo saqué el mes antes de que subiera.

2) Visa: La gente que ha viajado antes a EEUU probablemente tenga su visa, pero si son nuevitos como yo, no necesita hacer el trámite eterno y caro. Solo un permiso de ESTA llamado Visa Waiver (de este link saqué la info necesaria y me dirigió a la página del Gobierto de EEUU para hacer el trámite), que actualmente tiene un costo de USD$14 y que suelen entregar enseguida para que la imprimas y la presentes cuando la pidan. Te hacen unas preguntas muy freak, tipo "¿Ha pensado en hacer un atentado terrorista?" Pero en general te responden enseguida y te dan permiso para entrar a su país.

3) Documentos extras: La verdad, no me pidieron nada más, pero por si acaso llevé copia de mi permiso de vacaciones y la reserva del lugar donde nos íbamos a quedar, para que no crean que quería irme a vivir ahí. También una copia de la receta médica de un medicamento que tomo a diario, para que no me creyeran traficante. Al final fue una tontera, pero mejor que sobren a que les falte algo.

4) Equipaje: Los gringos son súper perseguidos, asegúrense de revisar en la página de la aerolínea que los llevará el detalle de lo que puede ir en equipaje de mano y el que va checkeado, para que no los hinchen. Lo más básico es los líquidos, cantidades pequeñas, en envases transparentes. Pilas van arriba, pinzas, tijeras, cualquier cosa que los haga parecer terroristas van en equipaje checkeado. En Lan dejaban llevar dos maletas de 23kg cada una, y una de 8kg en mano más tu cartera. Pero mejor revisen sus aerolíneas, todas deberían tener indicaciones claras. Y recuerden que no pueden llevar más de USD$10000 entre plata y tarjetas, o tienen que declararlo.

5) Llegar a un punto fijo: Te piden dirección del lugar donde llegas, así que obvio que tienen que tener ya reservas y no llegar a la vida a ver donde duermen.

Alojamiento:
Airbnb suele ser la primera y mejor opción, porque son piezas, casas o deptos particulares en una página conocida por ser segura y tener un montón de reviews por usuario para guiarte si estás eligiendo bien tu alojamiento. Nosotros nos juntamos una noche a copuchar y buscar con calma y paciencia el mejor lugar para quedarnos. Comodidad, que fuera barato, en un lugar bueno y con acceso fácil para poder salir de paseo. Y encontramos un depa piola, barato y relativamente cerca del centro popular de Manhattan.
El problema es que menos de una semana antes del viaje, la dueña tuvo una operación de urgencia que hizo que cancelara la reserva y quedamos sin nada. Tuvimos que recurrir a un hotel en Queens, que nos salía un poco más caro pero al final fue la mejor opción. Hotel Vetiver está a una cuadra de la estación 39 Street, que es dos estaciones antes de Manhattan, en una línea que te lleva a Central Park, Times Square, Brooklyn, Coney Island. Al final el percance de última hora, fue lo mejor que nos pudo pasar. Quisimos ser ordenados y hacer todo con tiempo para evitar estrés, pero igual uno debe ser conciente que no siempre todo depende de su propia organización, así que hay que estar listos para improvisar. Existen otras páginas para buscar el mejor alojamiento como Booking.com.

Traslados:
El primer traslado es JFK a su lugar de alojamiento. La mayor parte de los vuelos desde Chile llegan a ese aeropuerto, imagino que también hay algunos que llegan a La Guardia. Si ya saben moverse en Metro, lo mejor es tomar Airtrain, que los lleva a una estación de metro por 7 dólares. Nosotros tomamos un taxi, siempre de los amarillos y certificados, que están justo afuera del aeropuerto. Nos salió 45 dólares llegar al hotel en Queens. Tienen tarifas planas hacia Manhattan. Al término del viaje, irnos del hotel a JFK también fue en taxi, pero uno negro que prestan servicios solo por llamado, así que la gente del hotel nos pidió uno, que parecía limosina, y que tenía una tarifa plana de 45 dólares también. Muy piola y espacioso para todo el equipaje y compras compulsivas que uno se lleva. Hay más formas de moverse desde y hacia aeropuerto, pero de eso les puedo contar como experiencia cercana sin meter chamullo.

Moverse en NYC en metro es la vida. Compran una tarjeta que dura una semana y cuesta 32 dólares, hay también una que dura un mes. Y con eso andan en metro hasta que se cansen, sin que les cobren por cada uso. Eso sí, tiene que existir una diferencia de 18 minutos entre cada pasada de la metrocard por las bandas de entrada al metro, asi que ojo con equivocarse de línea o dirección. Igual yo creo que es súper fácil moverse en el metro, usando google maps y una app llamada NYC Subway, se podrán ubicar muy fácil.

Comida:
Creo que fue con lo que más sufrí. La comida es cara y no me gustó mucho. Yo soy super buena para los vegetales, y allá tenía que conformarme con los carritos y sus hotdog. Yo aprovechaba el desayuno del hotel, el almuerzo era lo que pillara. Un día encontré un carrito que vendía Sandwich de falafel en la esquina de Barnes&Noble a 3 dólares y fui inmensamente feliz. También un día me comí unas galletitas con hummus enlatado que compré en un supermercado de KoreaTown. Otro día encontré una picada de pizza en la esquina de la Biblioteca Pública, muy ricas. Igual digamos que a menos que seas seco pa los sandwich y la carne, EEUU no es el gran paraíso culinario.


Eso es lo básico. Haré un post sobre lugares para visitar, sus costos y ubicaciones. Y otro sobre las compras que hice y qué vale la pena comprar allá. Denme tiempo, que se me acabaron las vacaciones y debo volver a trabajar muchas horas al día.

Si tienen cualquier duda que pueda resolverles, ¡no duden en consultar! Yo le pregunté a un montón de gente las miles de dudas que tenía y gracias a su ayuda, pude organizar mejor mi viaje. Les estaré infinitamente agradecida.


Pueden seguirnos en:
Facebook: https://www.facebook.com/inladiesroom
Twitter: https://twitter.com/inladiesroom
Instagram: http://instagram.com/inladiesroom
Tumblr: http://inladiesroom.tumblr.com/
Snapchat: inladiesroom
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Unborn 8.0 Purple Pointer