viernes, 10 de febrero de 2017

Los beneficios del Pole Sport

El año pasado, durannte el verano, descubrí que al lado de mi depa había un centro de Pole Sport. Así tal cual, porque más que dance y show, era del entrenamiento físico para subirse a la maldita barra.



*Todas las fotos pertenecen a Améstica PoleSport

Siempre he creído que las personas que practican Pole son secas, y me daba miedo ir porque no creí tener la fuerza para hacer esas acrobacias. 

Pero un día me dio el arrebato y fui al centro vecino y pregunté. 

La profe, un amor de persona, me explicó que en realidad cualquiera podía comenzar, que era una progresión en la que podía ir subiendo de a poco la barra o aumentando el nivel de dificultad de las figuras. Y así fue como terminé haciendo Pole por cuatro meses.



Al principio, en mis primeras clases, me dolía hasta el pelo, pero mi cuerpo se acostumbró bastante rápido al maltrato. Los moretones en las piernas y las muñecas quemadas por el roce del fierro, al final fueron una marca de guerra para mi y me sentía orgullosa. Quizá una tontera, pero pucha, yo creí que jamás iba a poder hacer algo tan difícil.
Lo bueno de mi profe es que hace clases muy personalizadas, enfocándose en lo que cada una es  más fuerte. En mi caso fueron los giros, que también es la razón por la que me quemé las muñecas. Pero el lanzarse a girar en la barra era tan entretenido y relajante después que perdí el miedo a soltarme.



Creo que la vez que más feliz me sentí, fue el día en que llegué escalando al tope de la barra y tocar el techo. bastante bien para mis pocas expectativas.

Lamentablemente después de 4 meses la profe tuvo que cambiar el lugar físico del entrenamiento, y como no era ya mi vecina, me era casi imposible llegar en los horarios, así que tuve que dejarlo.

Pero como experiencia le amé, y recomiendo totalmente atreverse a incursionar en disciplinas que uno cree imposibles. El ponerse metas altas siempre ayuda a crecer, y no solo en lo físico, si no para abrir la mente a explorar más cosas en la vida cuando crees que estás absorbida por la rutina.

Los beneficios para mí fueron varios:
-Aumentar fortaleza, como sostener mi propio cuerpo. Pero también es la sensación de sentirse fuerte.
-Desafío de lograr avances en algo que creí que no podría ni pasar el día 1.
-Ayuda a la autoestima, porque uno se siente tan mina mientras está haciendo piruetas.
-Volví a recuperar la agilidad para moverme que dejé de lado cuando ya no pude continuar en mi mundo de la danza. 

Lograr hacer un montón de figuras como las que les dejo a continuación:







Les dejo el FanPage de Amestica Pole Sport para quien se interese, que se inicien con una profe que les va a sacar el jugo y las va a presionar a superarse de la forma más buena onda posible.

¿Han hecho Pole o alguna disciplina fuera de su zona de confort? ¡Cuéntenme! Para que compartamos datos de formas entretenidas de darle variedad a nuestros días.


Facebook: https://www.facebook.com/inladiesroom
Twitter: https://twitter.com/inladiesroom
Instagram: http://instagram.com/inladiesroom
Tumblr: http://inladiesroom.tumblr.com/
Snapchat: inladiesroom

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Unborn 8.0 Purple Pointer