martes, 31 de diciembre de 2019

Un año de low buy


Las redes sociales nos tienen bombardeados de productos que quieren hacernos necesitar, y el mundo del maquillaje no solo no es la excepción, sino que es el impulsor de que cada vez tengamos más y más, aunque no nos de el tiempo, ni el rostro, ni poder usar todas las cosas que hemos comprado antes de su fecha de vencimiento. Dicen que no hay que meterse en el bolsillo ajeno y es cierto, cada uno ve como gasta su plata, pero de un día para otro me di cuenta que YO no necesitaba comprar mucho más. No solo por el gasto que esto implicaba, sino porque estaba literalmente comprando cosas por comprar. Solo por tener la última novedad, por no quedar atrás de los otros amantes del maquillaje, por rellenar "mi colección". Mentalmente, eso me llegó a generar una ansiedad innecesaria. Y creo que alcanzó un punto de quiebre cuando me di cuenta que "perdí" (no quiero decir me robaron pero la duda siempre está) varios productos, entre ellos algunas de mis cosas favoritas, que eran edición limitada y que no volveré a ver. Eso me hizo reflexionar. ¿Por qué no tenía todo mi maquillaje conmigo, especialmente cosas que me gustaban? Porque era demasiado para andarlo paseando de Santiago a Punta Arenas y viceversa. Obvio que esa inestabilidad de residencia la deben vivir muy pocas personas, pero yo he estado así los últimos 4 años, con un pie allá y otro acá.

Todo esto me pasó a fines del año pasado, y ya concluyendo el 2019 se convirtió en un modo low buy (que en español sería algo así como compra mínima) permanente. Aunque efectivamente tengo aún muchas cosas (por ejemplo, repuestos que ya había comprado y regalitos de las marcas) me sirvió para darme cuenta de qué productos uso a diario, cuáles se gastan más seguido y cuáles no. Así que este año separé mis necesidades maquillísticas en tres grupos:

1. Productos que sí se me gastan, y sí necesito reponer seguido (cada 2 a 4 meses):


Lápiz de cejas, delineador negro líquido, máscara negra waterproof, máscara negra regular, fijador.

2. Productos que sí se me gastan, pero no necesito reponer tan seguido (6 meses a un año):


Corrector de ojeras y manchas, primer, base, bb cream, polvo compacto, gel de cejas, delineadores de colores o delineadores glitter.

3. Productos que no necesito reponer hasta nuevo aviso (o sea que tengo suficiente para sobrevivir dos años o más):


Rubor, bronceador, iluminador, sombras de ojos, glitter suelto, pigmentos, labiales.

El plan de acción para el primer grupo fue simple: sabiendo que siempre se me gastan y uso por lo menos 3 o 4 productos de esos en un año, lo que hice fue aprovechar las ofertas. Sí, super sencillo. Ya sea el cyber o las ofertas de tiendas particulares, comprar al menos uno de esos productos porque lo voy a terminar usando igual. Y así aprovecho de ahorrar un par de lucas. Para los últimos 3 cyber me he abastecido de máscara, delineador y lápiz de cejas. Y no ha fallado, efectivamente uso todo.

El plan de acción para el segundo grupo al igual que el anterior, fue revisar las ofertas y aprovecharlas, pero con la diferencia de primero buscar cada producto que tuviera de esa categoría entre mis cosas, y ver si realmente se me iban a acabar pronto o ya no me gustaba como para tener que reponerlos en un plazo menor a 6 meses.

El plan de acción para el tercer grupo ha sido usar wishlist, es decir, tener en la nube (para acceder desde pc o celu) una carpeta con fotos de lo que de verdad quería comprarme en esas categorías. Revisarla cuando me bajara la ansiedad y ver si realmente aún quería cada una de esas cosas. Eliminarlas si no. Y tener otra carpeta con fotos donde estén suacheados los productos que ya tengo, cosa de que si me tentaba con algo, pudiera acceder a esa carpeta y ver si ya tengo en mi colección algo remotamente parecido.

Por ejemplo, en lo que va de este año, me compré una sola paleta de sombras (y me gané otra en un sorteo), versus las 4 que me compré o regalaron el año pasado y las 6 del año anterior a ese. Y la única paleta que me compré, solo lo hice porque cumplió con todos mis criterios:

- Son tonos/acabados que no tenía.
- Es una colaboración con una de mis artistas favoritas.
- Es de una marca conocida y de calidad.



Y "pequé" con pequeñas cosas pero sin salirme del presupuesto y pensando bien como incorporarlas a mi uso diario, y esas cosas fueron:

- Una sombra individual de un color que no tenía y me gustó mucho para usarla por sí sola.
- Dos glitter (uno suelto y uno en líquido) que quería desde fines del año pasado pero que no había encontrado disponibles.
- Dos delineadores de colores, porque si hay algo que uso todos los días es delineador, y el negro merece respiro. Sumado a eso, me aseguré de que fueran colores que sí me gustan como delineador y sí combinan con gran parte de mis prendas de ropa para cuando decido usarlos en solitario.

Este año hubo una sola cosa que me arrepentí de haber comprado y que no llegué a sacarle provecho: una base de Essence que no me quedó bien el color, y que jamás me gustó su acabado, pero tampoco pude devolver porque la abrí y perdí la boleta. Algo que se podía haber evitado si en la tienda hubieran tenido tester. Terminé regalándosela a mi hermana. Y quizás compré algunos pares de pestañas postizas que no he tenido mucha oportunidad de usar, pero lo bueno es que no vencen y las puedo guardar para más adelante.

¿Cómo se viene el 2020?


Planeo seguir en la misma senda. En mi wishlist sólo tenía hace unos meses una paleta de Colourpop que finalmente terminé sacando, y algunos de sus glitter prensados, pero cuando he tenido la oportunidad de comprarlos no me he lanzado y por algo será. También dos Heavy Mettal de Urban Decay que aún no llegan a Chile (pero deberían llegar algún día porque la marca los tiene en su colección permanente en EEUU).

Básicamente con lo que ya tengo, solo debería ir reponiendo las cosas de la primera categoría. Incluso, las de la segunda las repuse hace muy poco y estoy cubierta hasta 2021.

Por cierto grandes aliados en este camino han sido: ver videos de declutter masivos en Youtube, los subreddit /PanPorn y /MakeupAddiction y seguir hashtag como #Terminados y #ProyectoPan en insta.

Y eso, gracias si llegaron hasta acá, que en tiempos de blog no es difícil sino prácticamente imposible porque a la gente le da flojera leer. Así que una estrellita para ustedes. Y espero que así como yo, abracen el minimalismo (dijo la patuda) pero aprendan a ordenarse y controlar sus impulsos, porque de verdad como dice Marie Kondo eso entrega felicidad y alegría a nuestro ser.

¡Besos!

Pueden seguirnos en:
Facebook: https://www.facebook.com/inladiesroom
Twitter: https://twitter.com/inladiesroom
Instagram: http://instagram.com/inladiesroom
Tumblr: http://inladiesroom.tumblr.com/

2 comentarios:

  1. Felicitaciones!! Yo empecé a simplificar de a poco, sobretodo porque tengo cajas de skin Care que no ocupo.

    Cariños!

    ResponderEliminar
  2. El maquillaje me dura siglos. ..de manera que me e propuesto no comprar ni una paleta de sombras más creo q tengo suficientes , solo cuidado facial y solo cuando se terminan sino no . Las tentaciones son fuertes...pero ahora trato de ser menos emocional y más racional y ya no compro por comprar besos y buen principio de año♥

    ResponderEliminar

¡Todos los comentarios con respeto son bienvenidos!

Unborn 8.0 Purple Pointer